Proyectar seguridad

Una buena imagen personal, eso que ahora se llama branding, está ligado a una sensación de autoconfianza alta, a saber adaptarse a todo tipo de ambientes de manera acertada y a exhibir firmeza y convencimiento en uno mismo. Esto se puede conseguir de muchos modos, pero uno de los más relevantes es a través de la vestimenta. Te mostramos algunos consejos para los hombres encaminados a proyectar seguridad.

Cómo vestir para proyectar seguridad y confianza

La ropa es un medio de comunicación que permite enviar mensajes hacia el mundo que nos rodea. A todos los hombres les gusta vestir bien para sentirse cómodos y seguros de sí mismos, pero no siempre es fácil encontrar la clave para lograrlo. Aumenta tu nivel de seguridad personal con estos consejos.

Viste siempre de acuerdo a tu tipo de cuerpo

Reconocer tu propia silueta es fundamental para enviar señales de poder y autoconfianza ante los demás. Resulta vital detectar qué prendas se ajustan mejor a tu cuerpo para afianzar los puntos positivos y ocultar algunas carencias. Un ejemplo, los hombres delgados y con talle corto se ven más elegantes con trajes de dos botones. Si son más bajitos, la elección de chaquetas con tres botones es más recomendable.

Cuáles son los colores que mejor encajan con tu tono de piel, ojos y cabello

Se denomina colorimetría al estudio de color aplicado a la zona del rostro. Con ella se pretende reflejar la armonía del uso de tonalidades en función del cabello, la piel y los ojos. En el caso de los hombres, aunque parezca sorprendente, la combinación acertada de colores es más importante que en las mujeres, pues ellos no acostumbran a usar maquillaje ni teñirse el pelo con tanta frecuencia.

La herramienta para aportar color al outfit es la vestimenta y los complementos. Volvemos con los ejemplos, los trajes de negocios en color azul son sinónimo de autoridad, y los suelen vestir personas con suficiente mando. Esto es solo una proyección, así que una apuesta interesante para ganar en seguridad es vestir estos colores y sentirse cómodo con ellos.

Cuidado con errores habituales

Las reglas del buen vestir pueden llevar al éxito profesional y social, pues ayudan a impulsar la autoconfianza y la seguridad. En ese conjunto de normas aparecen también consideraciones sobre qué no se debe hacer, es decir, qué errores se deben evitar.

Entre ellas destacan el uso de zapatos sin lustrar, desgastados o sucios, que hay que excluir en todo momento, o la talla incorrecta de ropa. Aquí hay un aspecto a tener en cuenta, y es que la vestimenta de tipo oversize sí está permitida, siempre que se ajuste a la ocasión adecuada.

Junto a esto, conviene no usar ninguna pieza de joyería, salvo la alianza de matrimonio. El reloj, que sí está permitido, no se considera una pieza de joyería, sino un accesorio o complemento.

 

Estas son las principales claves para proyectar seguridad que guardan relación con la vestimenta. A pesar de que no está incluida en ellas, una higiene impecable es otra muestra de autoconfianza que contribuye a alcanzar el éxito.