corriendo en invierno

Saber qué ponerse para correr con frío es esencial si queremos mejorar nuestro rendimiento deportivo en invierno. De hecho, a la hora de ponernos prendas de abrigo, tan malo es quedarnos cortos como pasarnos.

Cualquier deportista experimentado sabe que no es buena idea abrigarse demasiado para hacer ejercicio en invierno. Así solo conseguiremos sudar en exceso y deshidratarnos rápidamente, con el consiguiente frío que tendremos después de correr.

Qué ponerse para correr con un clima frío

¿Cómo abrigar el cuerpo para hacer ejercicio en invierno?

El tronco es la parte que más debemos abrigar cuándo salimos a caminar o correr en invierno. Utiliza siempre una camiseta térmica como capa base. Cuanto más ceñida y transpirable sea, mejor que mejor.

Según seas más o menos friolero, puedes usar como capa aislante una camiseta o sudadera técnica. En los días más fríos también es recomendable añadir a tu outfit una chaqueta cortavientos.

Cuando se elige qué ponerse para correr con frío, es esencial no sobreabrigar las piernas. De hecho, son las que soportan la mayor intensidad del ejercicio, por lo que entrarán en calor por sí mismas. Por eso, con unas mallas tienes de sobra.

¿Qué complementos ponerse para correr con frío?

  • Cabeza: según el frío que haga, puedes usar desde un pasamontañas hasta una simple cinta de tenista. Los gorros y las bragas deportivas también son una excelente opción para tapar la nariz y las orejas.
  • Manos: para hacer ejercicio en invierno es recomendable ponerse guantes finos, ya que es una de las partes más sensibles al frío.
  • Pies: unos calcetines térmicos no solo nos protegerán de ampollas y rozaduras, sino también del frío. Asimismo, el calzado técnico especialmente diseñado para el invierno es clave para obtener un óptimo aislamiento.

Consejos para hacer ejercicio en invierno

 3 tips sobre qué ponerse para correr con frío

  • A la hora de elegir la ropa para salir a correr, vístete como si la temperatura del exterior fuera 10 °C superior.
  • Vestirse a capas es la mejor forma de adaptar nuestra ropa al voluble clima invernal (viento, lluvia, aguanieve…).
  • Equiparse con ropa técnica especialmente diseñada para el deporte que practiques, a fin de garantizar la máxima libertad de movimientos y transpirabilidad.

La regla del antes, durante y después 

  • Antes del ejercicio: tómate tu tiempo para realizar ejercicios de calentamiento dentro de casa, pero hazlo de forma moderada para no llegar a sudar.
  • Durante el ejercicio: cuando se trata de hacer ejercicio en invierno no es recomendable pasarse con la intensidad (ya llegará el buen tiempo para darlo todo, paciencia). Además, siempre que te sea posible, procura salir en las horas centrales del día (de 13:00 a 16:00).
  • Después del ejercicio: cuando termines de andar o correr, cámbiate de ropa inmediatamente para evitar la desagradable sensación de frío después de correr.

En definitiva, averiguar qué ponerse para correr con frío requiere conocer cómo funciona tu cuerpo mientras se ejercita. El secreto para sentirnos cómodos y protegidos es abrigarse con moderación y llevar siempre varias capas para poder adaptarnos a la situación.