La cartera de mano para hombre se caracteriza por ser una forma novedosa y elegante de llevar contigo tus pertenencias. ¿Cansado de tu viejo maletín? ¿Se te queda pequeña la  billetera? Entonces este complemento es para ti: apúntate a la última tendencia de moda masculina. 

El clutch o bolso de mano comenzó siendo un accesorio para señoras pudientes en los años 30. No sería hasta los 80 cuando este accesorio comenzó a democratizarse, volviéndose un complemento para todos los sexos y clases sociales. Así, la cartera de mano para hombre nace como fusión del clutch y del maletín.   

Dentro de las múltiples formas de transportar tus pertenencias en tu día a día (mochila, cartera, portafolio), la cartera de mano para hombre destaca por ser un accesorio masculino lleno de estilo y perfecto para darle un toque original al look ejecutivo. 

¿Cuáles son las ventajas de la cartera de mano para hombre? 

Versatilidad

Aunque creada para satisfacer las necesidades del hombre de negocios, la cartera de mano no es patrimonio exclusivo de los ambientes laborales. El secreto para que encaje en los outfits más informales reside en el estilismo del propio complemento, es decir, sus colores, materiales y diseño. 

Si buscas una cartera de mano para hombre sobria y elegante para llevar a la oficina o a tus viajes de negocios, la Discovery PM de Vuitton (360 €) es una excelente opción. Y, para tus fines de semana no te podrás separar del Alexander McQueen con escarabajo estampado (470 €). 

Comodidad

Smartphone, tablet, billetera, llaves, gafas de sol, cargador… ¿Te has parado a pensar en todo lo que llevas encima a diario? La cartera de mano para hombre es una forma sofisticada de transportar todas tus cosas sin necesidad de sobrecargar tus bolsillos. 

La ausencia de correas y de adornos hace que las carteras de mano para hombre  sean el epítome de la ligereza. Son perfectas para llevar contigo todo lo necesario, sin añadir peso extra.

¿Cómo llevar una cartera de mano para hombre? 

Louis Vuitton ya nos marcó el camino de cómo lucir las carteras de mano para hombre de la forma más estilizada posible: 

  • En la mano: sujétala por la tapa, pero sin arrimarla al pecho. Si tu cartera de mano para hombre lleva asa, puedes colgarla de la muñeca cuando necesites dejar libres las manos. También puedes apoyarla en la cadera, como si se tratase de una carpeta.
  • Colgada del cinturón y ladeada: es una opción para valientes que adoren marcar tendencia, pero, salvo que seas un osado fashionista, casi mejor te recomiendo la primera opción.

 

Las normas de etiqueta mandan no dejar en el suelo la cartera de mano, ni tampoco llevarla a los eventos festivos o de etiqueta. Los ambientes laborales o de ocio informal son el mejor hábitat para lucir este accesorio.

Las grandes firmas de moda masculina llevan años preconizando la tendencia de las carteras de mano para hombre y, vistas las ventajas prácticas que aporta este accesorio y su innegable estilo, tenemos que darles la razón.