Tipos de vaqueros para hombre

Los jeans son una prenda básica tanto en el armario del hombre como en el de la mujer. Hoy nos centramos en los tipos de vaqueros para hombre, cuáles son los más habituales y en qué ocasiones se pueden lucir. Continúa leyendo el artículo para sorprenderte con etiquetas y denominaciones.

Tipos de vaqueros de hombre y cuándo elegir cada uno de ellos

Los pantalones tipo vaquero para hombre pueden ser slim, skinny, straight… ¿Sabes cuáles son las diferencias entre todos ellos? Te las mostramos con todo lujo de detalles.

Pantalón regular

El pantalón regular es el corte más universal que existe entre los tipos de pantalones de hombre, el que se ajusta más a la etiqueta de clásico. De entre los tipos de vaqueros más comunes, este destaca por su capacidad de adaptarse a todas las morfologías y estilos. En ellos la cintura se queda ajustada, pero los muslos y el bajo de las piernas es ancho. Se denominan también pantalones de corte recto o clásico. El diámetro de los bajos suele ser de entre 20 y 21 centímetros.

Pantalón straight

Otro de esos tipos de pantalones vaqueros que no debe faltar en el armario de un hombre. Es un corte también muy universal, recto, pero más ajustado que el regular. La forma de la pierna es recta, con cintura ajustada. El bajo también es recto, con un diámetro algo inferior al tipo regular, de entre 19 y 20 centímetros.

Pantalón slim

Continuando con los estilos de vaqueros para hombre llegamos al corte slim. Estos pantalones son prendas más ajustadas, pero no llegan a estar pegadas por completo a la piel. Son perfectos para estilizar la figura. Proporcionan una cintura ajustada y un muslo estrecho. El bajo es muy ajustado, de unos 17 centímetros. Se trata de vaqueros que pueden usar hombres con piernas delgadas, para potenciar su silueta. Combinan muy bien con camisetas y jerséis estrechos.

Pantalón skinny

No puede faltar esta categoría dentro de los tipos de jeans para hombre. Los skinny son los pantalones pitillo, los más ajustados que se pueden encontrar en el mercado. Una vez puestos tienen la apariencia de una segunda piel y quedan tan ajustados como unas mallas. Su diseño hace que solo sean recomendables en hombres con piernas estrechas, no muy voluminosas. Los deben usar, por tanto, las personas más delgadas. En invierno son perfectos para combinar con sudaderas y camisetas.

Pantalón tapered

Se incluyen dentro de esta categoría los jeans afilados, que son más holgados en cintura y muslos, sin llegar a ser anchos, y se estrechan desde la rodilla hasta los tobillos. Sientan muy bien en hombres con figura ancha. Se pueden usar con prendas formales e informales.

Vaqueros relaxed

Estos pantalones son muy parecidos a los de tipo regular, pero más modernos. Tienen corte recto y su bajo es más amplio, con 21,5 centímetros. Son la mejor opción en hombres que buscan comodidad y holgura, sin roces. El corte de la cintura queda muy por debajo de esta zona.

 

Los tipos de vaqueros de hombre dan lugar a mucha confusión entre ellos. Véase el caso de slim y skinny, por ejemplo. Pero lo que sí resulta indudable es que son prendas universales y básicas, que no pueden faltar en el armario o el vestidor.